Una que leamos todes

Este verano asistimos al re-lanzamiento del Plan Nacional de Lecturas. Luego de su desmantelamiento durante el macrismo, a la par de otros programas socio-educativos como Conectar Igualdad.

¿Por qué nos emociona tanto esta política?

Desde su re-lanzamiento en 2009, el Plan Nacional de Lecturas ha llegado a 2.254.721 personas en 11.041 acciones. También ha publicado y distribuido gratuitamente 40 millones de ejemplares de cuentos y poemas y más de 15 millones de libros en todas las escuelas del país y en espacios no convencionales.

Natalia Porta López, titular del Plan Nacional de Lecturas

Palabras más, palabras menos, se trata de un programa del Ministerio de Educación Nacional que trabaja en todo el país para la formación de lectoras y lectores. También articula políticas públicas de promoción de la lectura a través de cinco coordinaciones nacionales y se propone generar y organizar talleres de lectura y literatura, trayectos de formación y perfeccionamiento para docentes, bibliotecaries, profesionales de la educación e interesades. A su vez, se encarga de garantizar la provisión de material a bibliotecas, así como también promover el encuentro de docentes, estudiantes y la comunidad con el libro y la literatura.

¿Intentaron alguna vez esbozar una definición de lectura?

Antes de que se embarquen en la aventura, queremos avisarles que es una tarea bastante difícil. Acá vamos a resaltar algunas de las características que nos parecen más relevantes:
Un gran arco de las definiciones entienden la lectura como un acto de descifrado del texto; es decir que podríamos definir a la lectura como una actividad que consiste en interpretar y descifrar, mediante la vista u otro sentido, el valor fónico de una serie de signos escritos, ya sea mentalmente (en silencio) o en voz alta (oral). ¿Esto no nos dice mucho, verdad?

Sigamos pensando…

La lectura no es ni una ni única, es plural. No sólo leemos textos
escritos: leemos cuando miramos imágenes, leemos cuando vemos una película o serie con subtítulos, leemos cuando jugamos videojuegos, leemos cuando nos cuentan un cuento. Hay infinitos mundos que se hacen posibles a través de la lectura. Leer sirve para comprender la realidad, para conocer historias nuevas y viejas, para saber por qué San Martín cruzó los Andes; pero también sirve simplemente para leer. Pensar que la lectura debe servir para algo es cuanto poco engañoso.

La lectura en sí misma es un hecho pedagógico. No leemos literatura para aprender algo, pero aprendemos.


Entonces leer es una palabra enorme. Toda definición y consideración queda chica a la hora de explicar por qué te emocionaste cuando se puso en funcionamiento el PNL.

Pero antes, como señalamos más arriba, resulta importante pensar cómo se promueve la lectura y, como punto fundamental, el acceso al material. No es lo mismo tener un libro, un cuento, una poesía, una novela, que no tenerla. Aquí no solamente hablamos del formato físico, -una lectura puede tener muchos domicilios (digital o de papel)- pero se debe tener para leer. Y la lectura puede llegar a distintos puertos. Sin embargo eso va a depender de varios factores: del lectore, por supuesto, pero también de las personas que acompañen o medien esa lectura.

Nicolás Trotta y Tristán Bauer en presentación oficial del Plan Nacional de Lecturas en el Partido de La Costa.

La Escuela, sin dudas, ha sido (y es) la institución social por excelencia que acompaña la lectura y la escritura de les niñes. Pero resulta también importante repensarla en sus múltiples dimensiones, porque una escuela sin dimensiones es solamente aire y muros. Cuando pensamos en las múltiples dimensiones de la escuela pensamos en su articulación con la sociedad, el Estado, la ciencia y, como venimos puntualizando, la cultura. El Plan Nacional de Lecturas entiende a les docentes como mediadores en la tarea de formarnos como lectores, lo cual no es otra cosa que acceder a la cultura escrita. En este mismo sentido, el PNL contempla talleres y formaciones para les docentes.

Pero la lectura no se limita solamente a una cuestión de poder asociar un significado a la palabra escrita.

Si bien no es una obligación individual, es condición de ciudadanía.

Es muy difícil poder participar plenamente de la vida democrática si no tenemos recursos para leer la historia, el derecho que nos asiste y regula la vida en común, la complejidad de los discursos políticos, la prensa, las redes sociales o ¿cómo no? la literatura.
Siguiendo esta línea, entendemos la lectura como un derecho. Y como leer es un derecho, es fundamental que el Estado despliegue políticas públicas que garanticen las condiciones materiales y pedagógicas para que las personas puedan elegir leer o no hacerlo.
Es por eso el PNL, entre otros impulsados desde -y en el marco de- las instituciones estatales, tiene suma relevancia y valor.

Volver a poner en funcionamiento este plan de manera federal, impulsando lecturas durante el verano en las principales playas de la costa atlántica junto con shows de cuentos, narraciones y espectáculos para toda la familia, es también volver a pensar en la lectura como un derecho, en la lectura por placer, es volver a pensar en quienes no pueden acceder a la cultura escrita. Es volver a poner sobre la mesa que esta desigualdad existe y que es necesario combatirla con un horizonte de derechos. Porque volver a hablar de la inclusión lectora, al fin y al cabo es volver a pensar en ciudadanes y en un rumbo de país.

Lecturas en el lanzamiento del Plan Nacional de Lecturas en el Partido de la Costa.

Celebramos este plan porque celebramos la lectura (¡y las lecturas!) y la entendemos como derecho. Celebramos porque este plan es una es la llave de entrada a otros mundos posibles. Celebramos, porque después de años de meritocracia, desfinanciamiento, vulneración de nuestras escuelas, se vuelve a poner en agenda un horizonte de igualdad para les pibes.

¿Ven por qué nos emocionamos?
¡A leer, que son dos días!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: