Héroes del silencio

Si hacemos memoria, es probable que las mejores películas que hemos visto sean aquellas que quedan grabadas en nuestra mente, sobre las cuales nos quedamos reflexionando durante días, que recomendamos sin parar y, especialmente, que están marcadas por el sonido.
El sonido de una película es una parte fundamental de las historias y funciona como un recurso narrativo. Muchas veces, es lo que hace que entendamos de verdad qué está sucediendo, nos compromete con la historia y les da profundidad a las escenas.

Puedo darles una seguridad, Sound of Metal tiene muy claro lo importante que es el sonido para contar una historia.

Pero empecemos por el principio, Sound of Mental es una película dirigida por Darius Marder y co-escrita por él y su hermano, Abraham Marder. Es un film del 2019 que logró estrenarse recién en el 2020.
La película cuenta la historia de Ruben, un baterista que pertenece a un dúo de metal integrado por él y su novia, Lou. Ambos viven en una casa rodante con la cual recorren Estados Unidos para dar shows. Sin embargo, antes de subir a dar uno de sus conciertos, Ruben empieza a sentirse aturdido y no puede escuchar con claridad. Al día siguiente, descubre que perdió prácticamente toda la audición.
Lou llevará a Ruben a un centro de rehabilitación especializado en personas con graves problemas auditivos, asustada ante su posible recaída a viejos e insanos hábitos.

Allí nos despediremos de ella y acompañaremos a Ruben en su viaje para aprender a lidiar con la pérdida de audición, lo que conlleva necesariamente a un cambio de vida muy radical.
Esta institución-internado alberga a muchas personas con el mismo problema, pero tiene un enfoque particular. No se trata de que las personas aprendan a vivir con la discapacidad, sino que comprendan que esta no es una discapacidad. Conoceremos a personas con pérdida auditiva en distintos grados y cómo se relacionan. Aprenderemos mucho de esa comunidad junto al protagonista.

Como dije al principio, esta película tiene muy clara la importancia del sonido en la narrativa y lo utiliza para contar la historia. Durante el primer acto de la película, podemos escuchar cada mínimo ruido con sumo detalle. La cafetera, el despertador, la tostadora, la licuadora, el sonido de las pisadas dentro de la casa rodante, el agua de la ducha y, por supuesto, el fuerte ruido de la banda tocando en un escenario. Esto es importante porque la mañana en la cual Ruben descubre su pérdida de audición, somos testigxs de la misma rutina, pero no podemos escuchar el sonido de la tostadora, de las pisadas, de la ducha ni la batería. Es una película extremadamente sensorial.

El sonido va y viene durante todo el film. Hay escenas donde entramos y salimos de planos escuchando perfectamente, para luego, pasar automáticamente a la perspectiva del protagonista o de alguna persona de la comunidad. De esa manera, se genera un contraste que nos maravilla, así como también nos genera ansiedad. Logra algo particular, nos hace creer que vamos perdiendo la audición paralelamente al protagonista. Entendemos la desesperación del personaje porque sentimos lo mismo. Sentimos su soledad cuando queda a su merced en la institución. Lo vemos frágil, vulnerable y, sobre todo, con mucha intranquilidad. A pesar de todo, es posible encontrar un hilo de esperanza.

En cuanto a la próxima entrega de los Oscars, Sound of Metal aparece nominada en 6 categorías, todas más que merecidas.

Por un lado, encontramos la nominación de Paul Raci como mejor Actor de Reparto. Él interpreta a Joe, el anfitrión de la institución donde Ruben se queda. Raci tiene una larga historia dentro de la comunidad sorda. Sus padres eran sordos y él participa en diversas organizaciones sociales relacionadas a esa comunidad. Sin ir más lejos, es parte de una banda de música en donde canta en lenguaje de señas.

En cuanto a las categorías más “técnicas”, la película está nominada a Mejor Edición y a Mejor Sonido. Me enojaría si no gana el premio al mejor sonido, lo tiene más que merecido por todo lo que fui comentando.

Riz Ahmed está nominado a Mejor actor principal. Él se encarga de encarnar a Ruben y su actuación es espectacular. En varias entrevistas comentó que pasó 7 meses aprendiendo a tocar la batería y, lo más importante de todo, que aprendió el lenguaje de señas para su papel.   El crítico de cine Roger Ebert señala que “las películas son como una máquina que genera empatía”. No podría estar más de acuerdo con él y Sound of Metal ilustra el dicho a la perfección. Gran parte del cast está interpretado por actores y actrices sordxs. La película trata la pérdida de audición con respeto y aportando un nuevo punto de vista desde la inclusión. Por más películas así.

Luciano Noya es el autor de la nota.
Indi Paredes es la editora de la nota.

Gracias por leer.
Todo nuestro contenido esta hecho con muchísimo cariño y respeto.
Para volver al inicio hace clic acá.
Podes aportar para que esta revista siga creciendo invitándonos un café.
Nos ayudas un montón siguiendonos en redes.

No es otra revista.

Un comentario en “Héroes del silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: