Fantasías animadas

Llegó el momento de hablar de películas de animación. Aunque muchas veces son menospreciadas, a mí me gustan muchísimo. Hoy, en este camino a los Oscars, vamos a charlar de dos de las candidatas a ganar la Mejor Película Animada en la próxima entrega de los premios más famosos del mundo. 

Empecemos por la favorita a quedarse con la estatuilla, Soul. Es de Disney Pixar y la dirige Peter Docter, una figura clave en el famoso estudio. Fue parte central del diseño y guion de éxitos revolucionarios para la industria, como Toy Story y Monsters Inc. De hecho, esta última fue su debut como director, y le siguieron las multi-premiadas Up e Inside out (Intensamente).

En Soul partimos de una pregunta de origen: ¿qué ocurre después de la muerte? Cuenta la historia de Joe, un maestro de música que tiene un accidente antes de cumplir su sueño de tocar en un club de jazz. El protagonista -que está convencido de que todavía no le llegó la hora y hará de todo por volver a su cuerpo- termina en otro plano astral, donde se encuentran las almas de las personas que aún no nacieron. Acá nos desplazamos de la primera pregunta a otra diferente: ¿qué ocurre antes de la vida? Conocemos a 22, un alma que todavía no está “lista” para ir a la tierra. Joe asume la función de ser su mentor, pero ella también tiene mucho para enseñarle.
Película para todas las edades que nos deja reflexionando sobre algunos hechos cotidianos que pueden parecer insignificantes, pero terminan haciéndonos pensar en el sentido de la vida (¡fuá!).

Joe tocando el piano. Pueden encontrar Soul en Disney+.

Pixar se caracteriza por ir variando siempre su estilo de animación, desde diseños más parecidos a una caricatura hasta diseños extremadamente realistas. Acá nos encontramos ambas cosas. El film transcurre en dos espacios geográficos, la ciudad de Nueva York y el plano astral. El plano astral, conocido como The Great Before (El Gran Antes), tiene una animación extraña, sus criaturas son amorfas. Sin embargo, cuando volvemos a la realidad, nos encontramos con personajes y rasgos realistas, muy detallados. Si bien suelo decir que nadie filma Nueva York como Martin Scorcese, en Soul vemos y sentimos que estamos caminando por ella. Transmite mucho más que la enorme mayoría de las películas live-action filmadas en la Gran Manzana. Como datos de color, es el primer largometraje de Pixar con un protagonista negro y cuenta con un reparto de voces de lujo: Jamie Foxx, Tina Fey, Phylicia Rashad, Graham Norton y Daveed Diggs.

Por último, como dije antes, es la gran candidata a llevarse el Oscar a Mejor Película Animada, pero es muy probable que también se lleve la Mejor Banda Sonora Original: se perfiló como la indiscutida ganadora en ambas categorías a lo largo de la temporada de premios. Soul es lo que es gracias a su música, que se conjuga perfectamente con la narrativa y la animación. La banda de sonido estuvo a cargo de Jon Batiste, Trent Reznor y Atticus Ross. A su vez, está ternada en Mejor Sonido, y efectivamente tiene altas posibilidades de ganar, pero competirá con Sound of Mental, que sin dudas es la gran candidata.

En un plano completamente distinto al de Pixar y Disney, encontramos a Wolfwalkers. Cuenta la historia de Robyn Goodfellow, una joven aprendiz de cazadora que viaja por Irlanda junto a su padre para terminar con la última manada de lobos en la zona de Kilkenny. Está ambientada en el siglo XVII y basada en leyendas medievales irlandesas. El momento histórico puede palparse a la perfección. Situada durante las invasiones inglesas, habla de religión, de pobreza y de la dominación del imperio britanico, al mismo tiempo que de ecologismo, por lo que resulta también muy actual.

Robyn, la protagonista, se encontrará con Mebh, una niña salvaje que representa a la parte más rural de Irlanda, puede comunicarse con las manadas y tiene poderes de sanación. Esta relación de amistad cambiará tanto nuestro punto de vista como el de la protagonista y la llevará a defender la naturaleza y a su amiga por encima de los intereses británicos. 

Hablemos de la animación: este largometraje llega del pequeño estudio irlandés Cartoon Saloon. Con dibujos de dos dimensiones y una animación muy colorida, como si todo estuviera pintado en acuarelas, hace acordar a las viejas producciones de Disney con las que seguramente muches crecimos. Pero incluso da un paso más: se presenta como una obra artesanal y muy delicada, se toma todas las libertades para atropellar la geometría de las formas y los espacios, pero igualmente, desde su estilo, presenta paisajes, arquitectura y personajes que no dejan de fascinarme. Para esta entrega de premios solo está nominada a Mejor Película Animada, donde se enfrentará al gigante de Pixar (bueno, en realidad a dos gigantes de Pixar, pero Onward quedó totalmente opacada ante Soul).

Mebh y Robyn. Pueden encontrar Wolfkwalkers en AppleTV+ o en el videoclub.

¡Ah! Por último: estas dos películas nos siguen demostrando que el cine de animación no es solamente para niñes. Podemos descubrir obras hermosas si nos animamos a cruzar la barrera que suponen “los dibujitos”.

Luciano Noya es el autor de la nota.
Luna Zaballa es la editora de la nota.

Gracias por leer.
Todo nuestro contenido esta hecho con muchísimo cariño y respeto.
Para volver al inicio hace clic acá.
Podes aportar para que esta revista siga creciendo invitándonos un café.
Nos ayudas un montón siguiendonos en redes.

No es otra revista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: