A mí me gusta andar de pelo suelto

“Che, planchate el pelo”, “qué despeinada estás”, “pelo de paja”, “con el pelo lacio estás más linda”, “¿¡te peleaste con el peine hoy!?”, “sos una virulana”, “con el pelo así estás desarreglada”, “arreglate para la entrevista de trabajo”, “sos un arbusto con esos rulos”, “¿te hiciste alisado?”, “qué feo pelo tengo”, “alto frizz tenés”, “parecésSigue leyendo “A mí me gusta andar de pelo suelto”

Palabras mas, palabras menos

La palabra da lugar, da sentido, la nuestra y la de los otros. Cómo nombro a lxs demás constituye al otrx y a mí mismx. Cómo me nombran lxs demás, las palabras que utilizan lxs demás conforman a su vez quien soy yo. Intento entonces, remarcar, repensar la importancia, el valor de la palabra. NosSigue leyendo “Palabras mas, palabras menos”

París: de la luz al síndrome

En este 2020, que tal vez sea el año más apocalíptico del siglo para muchxs hasta ahora, tuve la oportunidad de trabajar de guía turística en París. Los planes fueron, por supuesto, suspendidos por la crisis sanitaria, pero durante varios meses viví de cerca ese impulso desenfrenado que tienen lxs turistas por ver todo enSigue leyendo “París: de la luz al síndrome”

Subí que te llevo.

Mucho se ha hablado, escrito y mostrado respecto de la pandemia. Por momentos, el cúmulo de información abarca desde los análisis más rigurosos encarados por la comunidad médica y científica hasta los abanderados de la lógica del “hablemos sin saber” que abandonan por completo el sentido común. Mi intención no es seguir echando más leñaSigue leyendo “Subí que te llevo.”