El cuerpo que tengo.

Empieza el verano y los fantasmas vuelven a aparecer. Solo hace falta que suba un poco la temperatura para que me inunde esa angustia que me señala la llegada de la época que más daño me hace. ¿Cómo hago para esconderme de esas miradas que me van a juzgar? ¿Cómo hago para pasar desapercibida? YaSigue leyendo “El cuerpo que tengo.”

Derribar la pared

Nunca hay momentos ideales, pero dado el contexto que estamos viviendo, donde las susceptibilidades están a flor de piel y el sistema en el que vivimos es cada vez más frágil, hoy propongo desarmar el ladrillo, derribar una pared. ¿Qué es ser Masculino o, como dicen, ser Macho? Como todo niñe con padres que laburabanSigue leyendo “Derribar la pared”

La caricia de un santo.

1 Lloré por alguien que no vi jugar. Lloré desconsoladamente otra vez, pero ahora temblando con el gol que ni cerca estuve de vivenciar. Lloré en el momento que más distanciado me encuentro del fútbol. Lloré por un tipo al que ni siquiera vi retirarse, ni crecí con él, ni lo vi en la plenitudSigue leyendo “La caricia de un santo.”

Duelo y pandemia

Tal como nos dice Jacques  Lacan hay dos significantes que escapan de la simbolización: muerte y sexualidad. Podríamos pensar que ambos se están viendo interpelados en esta –nueva– normalidad en la que estamos inmerses, pero me abocaré –sin conseguirlo– a la primera de ellas. En este contexto de pandemia mundial la muerte está presente díaSigue leyendo “Duelo y pandemia”

Bitácora de cuarentena

La vuelta al cole desde casa El empezar un nuevo año, un nuevo ciclo lectivo, supone también nuevos cursos, nuevxs estudiantes. Como docente sé que inicia un proceso de planificar, de conocer en profundidad a lxs estudiantes y sus historias, sabiendo que esto también implica mirarlxs, escucharlxs, aprender, hacernos pensar, re-pensar, dudar, cuestionar, dialogar, construir. Sigue leyendo “Bitácora de cuarentena”

DESARMA Y SANGRA

Educación sexual para descubrir Anticonceptivos para disfrutar Aborto legal para decidir Somos cuerpos que sangran. Nuestra biología predeterminada nos obliga a sangrar una vez cada 28 días; algunes sangramos cada 20, otres cada 30. Muches sangramos un montón, otres muy poquito. Nos puede llegar a venir por 3 días o por 5 o, si tenés mucha malaSigue leyendo “DESARMA Y SANGRA”